Habla Mons. Viganò acerca del último escándalo de proporciones diabólicas sin precedentes de parte de Francisco.

miércoles, 21 de octubre de 2020

!”APROBACIÓN”! DE LAS UNIONES HOMOSEXUALES!!!

FUENTE: ALDO MARIA VALLI
Roma, 21 de octubre de 2020 – El sitio web Vatican News[1] ha anunciado que una película documental titulada “Francesco”, realizada por el director Evgeny Afineevsky, se proyectará hoy en el Festival de Cine de Roma.

Este documental – según la Agencia Católica de Noticias[2] y el sitio America, the Jesuit review[3] – hace públicos algunos de los pronunciamientos de Jorge Mario Bergoglio sobre la homosexualidad. Entre otras afirmaciones, estas frases son desconcertantes:

“Los homosexuales tienen derecho a formar parte de una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie ni hacerles la vida imposible por esto”[4].

“Lo que necesitamos hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Estoy a favor de esto”[5].

No hace falta ser teólogo o moralista para saber que tales afirmaciones son totalmente heterodoxas y constituyen una causa muy grave de escándalo para los fieles.

Atención, sin embargo: estas palabras constituyen la enésima provocación con la que la parte ultraprogresista de la Jerarquía trata de provocar astutamente un cisma, como ya lo ha intentado con la exhortación postsinodal Amoris laetitia, la modificación de la doctrina sobre la pena capital, el Sínodo Panamazónico y la inmunda Pachamama, la Declaración de Abu Dhabi reiterada y agravada luego por la encíclica Fratelli tutti.

Parece que Bergoglio intenta descaradamente “subir la apuesta” en un crescendo de declaraciones heréticas, para obligar a la parte sana de la Iglesia – episcopado, clero y fieles – a acusarlo de herejía, para luego declararla cismática y “enemiga del Papa”.

Jorge Mario Bergoglio trató de obligar a algunos cardenales y obispos a separarse de la comunión con él, obteniendo como resultado no su propia deposición por herejía, sino la expulsión de los católicos que quieren permanecer fieles al perenne Magisterio de la Iglesia. Esta trampa tendría – en las presuntas intenciones de Bergoglio y su “círculo mágico” – el objetivo de consolidar su propio poder dentro de una iglesia que sólo sería nominalmente “católica” pero en realidad herética y cismática.

Este engaño cuenta con el apoyo de la élite globalista, los medios de comunicación y el lobby LGBT, al que muchos clérigos, obispos y cardenales no son ajenos. No olvidemos que en muchas naciones hay leyes vigentes que castigan como delito a quienes, también sobre la base de su propio Credo, consideran reprobable y pecaminosa la sodomía o no aprueban la legitimación del “matrimonio” homosexual. Un pronunciamiento de los obispos contra Bergoglio en un asunto como la homosexualidad podría autorizar a la autoridad civil a procesarlos con la aprobación del Vaticano.

Por lo tanto, Bergoglio tendría de su lado no sólo la “iglesia profunda” representada por los rebeldes como el Padre James Martin, s.j. y los exponentes del “camino sinodal” alemán, sino también el “estado profundo”. No es casualidad que el documental también contenga un respaldo al candidato demócrata en las próximas elecciones presidenciales estadounidenses, junto con una desconcertante condena de la política de la administración Trump, acusada de separar a las familias que intentan entrar ilegalmente en los Estados Unidos, cuando en realidad el presidente se enfrenta a la trata de personas y al tráfico de niños.

Así, mientras que a los obispos conservadores americanos se les prohíbe intervenir en el debate político en apoyo del Presidente Trump, el Vaticano puede permitirse interferir casualmente en las elecciones de su oponente democrático, uniéndose a la censura social y mediática de las gravísimas acusaciones contra la familia Biden.

Como católicos, estamos llamados a defender a los que defienden la vida, la familia natural, la soberanía nacional. Creímos tener al Vicario de Cristo de nuestro lado. Reconocemos dolorosamente que, en este choque de épocas, el que debería liderar la Barca de Pedro ha elegido ponerse del lado del Enemigo, para hundirla. Pensando en el valor de los Santos Pontífices para defender la integridad de la Fe y promover la salvación de las almas, sólo podemos observar: “Quantum mutatus ab illis!

  • Carlo Maria Viganò, Arzobispo

[1]https://www.vaticannews.va/it/papa/news/2020-10/papa-francesco-film-documentario-festival-cinema-roma.html

[2]https://www.catholicnewsagency.com/news/pope-francis-calls-for-civil-union-law-for-same-sex-couples-in-shift-from-vatican-stance-12462

[3]https://www.americamagazine.org/faith/2020/10/21/pope-francis-gay-civil-union-documentary

[4] «Homosexuals have a right to be a part of the family. They’re children of God and have a right to a family. Nobody should be thrown out, or be made miserable because of it».

[5] «What we have to create is a civil union law. That way they are legally covered. I stood up for that»

Un comentario sobre “Habla Mons. Viganò acerca del último escándalo de proporciones diabólicas sin precedentes de parte de Francisco.

  1. Que triste ver a que punto el Sr.Francisco defiende a la homosexualidad diciendo que todos somos hijos de Dios, Hitler y Atila también fueron hijos de Dios y los pedófilos también. Debería renunciar, no es digno del cetro de San Pedro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s