Luz Roja a la FSSPX

Motu Propio un ultraje a Jesucristo

Respuesta a esa carta:


“¡La declaración del Superior general, Padre Paglariani, del 22 de Julio no menciona al Papa ni una sola vez!

La Fraternidad se encuentra atrapada. Se dejó encerrar al aceptar, sin manifestar reservas, las dádivas de Bergoglio.

Ahora siente que no puede criticar a su gran “benefactor” y teme que se le quite lo dado. La FSSPX ahora tiene miedo. Miedo a que el Vaticano revoque la autorización para confesar… Miedo a que se cancele el permiso de los matrimonios… Miedo a disgustar a Mons. Huonder (ese amigo declarado de Francisco que vive en un priorato de la Fraternidad)… Miedo a que haya nuevas excomuniones… Miedo a ser crucificados otra vez por los enemigos de Cristo.

La astuta Roma la condujo hacia un pantano en el que no es posible avanzar ni retroceder: no puede alcanzar el acuerdo y tampoco puede (no quiere) volver a la anterior actitud de heroica confrontación ante los destructores de la fe.

La FSSPX ha mordido el anzuelo que enfrió su caridad, que la convirtió en ambigua y la acobardó. La llama se apaga lentamente mientras el tiempo juega en favor de los modernistas romanos.

Esta era una gran (y quizá la última) oportunidad para volver a hablar fuerte y claro a la Roma liberal y apóstata, para regresar a la línea de conducta martirial legada por Monseñor Lefebvre; pero -como vemos- la Fraternidad la desaprovechó.

Habrá que esperar una declaración de Monseñor Viganò para leer una crítica varonil al autor del abominable motu proprio del 16 de julio”. (Sacerdote Traditional)

¿PODEMOS VER LAS MISAS TRANSMITIDAS?

  ¡¡LLAMADO URGENTE A SACERDOTES Y FIELES!!

¿La Santa Misa “Transmitida” rompe con esa barrera esencial que debe existir entre lo sagrado y lo profano?

Antes de responder debemos recordar y lamentar de que la autoridad para proteger el bien común de la Iglesia católica no está capacitada en estos momentos para responder por ahora a ésta pregunta debido a su posición sistemática de apostasía, de destrucción continua de lo que hay de más sagrado. La autoridad actual no tiene interés de proteger el depósito sagrado de la Iglesia Católica. Dejamos en las manos de la Santa Iglesia el realizar un juicio definitivo acerca de esta materia tan importante en un futuro próximo. 

Por ahora nos toca a nosotros discernir cuál sea la voluntad de Dios con respecto a éste tema tan importante. Debemos proteger lo Sagrado contra todo tipo de profanación. Debemos continuar defendiendo a Jesucristo Nuestro Señor y a su Santa Iglesia a través del Magisterio Tradicional ya revelado. Respondamos ahora a ésta pregunta bajo ésta luz del magisterio de la Iglesia y los principios de la fe.

Definición: La Santa Misa es la realización mismísima del Santo Sacrificio del Calvario de Nuestro Señor Jesucristo de manera real pero incruenta.

Definición: “Transmisión” es una herramienta o plataforma humana de transmisión de un video en vivo o diferido a través de internet o TV. 

I – LA SANTA MISA ES DIVINA

a) La Santa Misa es de naturaleza Divina:

1.-  Jesucristo Nuestro Señor es quién a través del sacerdote ofrece su Santo Sacrificio del Calvario a su Padre Celestial (La causa eficiente es divina).

2.- Es el Santo Sacrificio incruento de la Pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo (La causa formal es divina).

3.- Lo que se ofrece en la Santa Misa es el Cuerpo, la Sangre, el Alma, y la Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo. ( La causa material es divina).

4.- Aplicar los méritos del Sacrificio de Nuestro Señor Jesucristo para propiciación por nuestros pecados, para la adoración, acción de gracias, y para oración de petición a Dios Padre (La causa final próxima tiene valor divino).

La Santa Misa es ofrecida para la mayor Gloria de Dios (La causa final remota es divina).

b) La Santa Misa en sus circunstancias debe ser sagrada:

Los medios por los cuales es ofrecido el Santo Sacrificio han sido sagrados y siempre han de ser así. El recinto es Sagrado, el ministro es sagrado, el lenguaje es sagrado (latín), los utensilios y los cantos (i.e. Gregoriano), lo son también. El silencio es riguroso ya que en su casa solo Dios habla. Los ornamentos, el arte, y la arquitectura son sagrados, son diseñados para elevar el alma a Dios. El propósito de todo lo que rodea al Santo Sacrificio debe conducir a la gloria, adoración, honor, alabanza, y respeto por toda la realidad Sagrada y Divina del Santo Sacrificio de la Misa.

Es una necesidad absoluta el evitar en la Santa Misa todos aquellos medios puramente humanos que la degraden, profanen, que la desacralicen, o que tenga un fin puramente humano. Nunca se ha permitido ninguna actividad mundana dentro del recinto sagrado como comer, dormir, comunicarse, distraerse, vender, etc.

Si uno quitara por ejemplo las paredes a una Iglesia y quisiera celebrarse allí la Santa Misa (tal y como se hace en casos excepcionales al celebrar algunas veces la Santa Misa en el campo abierto), eso sería como quitarle la protección que separa lo sagrado de lo profano. Esa barrera es lo que impide que el mundo y lo puramente humano penetre el recinto sagrado. Esa barrera tan esencial entre lo divino y lo humano es lo que impide que una mujer entre sin velo o sin modestia al templo. Uno no puede comportarse de la misma manera en un lugar sagrado que en un lugar humano. El templo y todo lo que rodea la Santa Liturgia es consagrado a Dios precisamente para que esa persona, cosa, o lugar se usen exclusivamente para el culto divino.

c) La Santa Misa es asistida por católicos y de manera católica

Gracias a nuestra consagración por el santo bautismo y la fe sobrenatural, es como un católico posee el sacerdocio pasivo que lo habilita para poder participar de la Santa Misa, ya sea de manera presencial o sólo espiritual. Por la fé y la caridad el católico participa de la Santa Misa con la inteligencia, voluntad, memoria, y los sentidos, todos ellos consagrados para tal fin el día de nuestro bautismo. Los fieles aparte de estar obligados a tener disposiciones de respeto hacia lo Sagrado, todas sus facultades le fueron dadas por Dios como medios sagrados elevados por la gracia y las virtudes sobrenaturales para que fueran elevadas para ser totalmente proporcionadas y dignas de participar de los misterios sobrenaturales de nuestra fe. El oido por ejemplo es un medio proporcionado para unirse a lo sobrenatural a través de la voz. Recibir audio inclusive remotamente sigue siendo un medio proporcional ya que no hay nada artificial que no sea sobrenatural entre la voz, el oido y la inteligencia. Pero lo mismo no pasa con la vista la cuál no se une a lo sobrenatural sino a través de la imagen. Y esa imagen debe estar rodeada de lo Sagrado para poder dirigirse a Dios. Así como solo pueden usarse aquellos instrumentos de música que eleven el alma a Dios. Así también solo debe usarse para recibir lo sobrenatural de la Santa Misa a través de la vista, aquellos elementos visuales que eleven la mente a Dios. 

II- LA TRANSMISION ELECTRONICA SOLO PUEDE SER USADA PARA FINES HUMANOS

Por el contrario, la tecnología live-streaming es una herramienta humana usada constantemente para actividades humanas. Así como el lenguaje profano, como el inglés y el español, se usan para cosas humanas de manera habitual, así lo es la transmisión de videos, el live-streaming.

Esta tecnología no solo no es sagrada e incapaz de elevar la imagen a Dios. El live-streaming y la transmisión diferida son un medio humano no proporcional a la realidad divina y por lo tanto son completamente incapaces de elevar al nivel sobrenatural a la persona que presencia la transmisión de la Santa Misa.  La consecuencia ineludible de esta realidad es que la transmisión electrónica no solo no ayuda a elevar el alma a Dios, sino que se convierte necesariamente en un obstáculo para transmitir el misterio y además causa una verdadera profanación de la Santa Misa al degradar la realidad sagrada a través de medios naturales que NO son sobrenaturales y que además se usan frecuentemente para usos malignos.

III- ARGUMENTOS DE AUTORIDAD EN CONTRA DE LA TRANSMISION DE LA MISA

1.- “¡Cuán venerable es éste lugar!, no es sino la casa de Dios y la puerta del Cielo” (Genesis 28,17)

2.- “No den lo santo a los perros, ni echen sus perlas delante de los cerdos”(Mt. 7,6)

3.- “Y que transacción (puede haber) entre el templo de Dios y los ídolos?” (2 Cor 6,16)

4.- “Por lo cual la mujer debe llevar sobre su cabeza (la señal de estar bajo)  de autoridad, por respeto a los ángeles.”(1 Cor 11,10) -uso del velo-

5.- “Uza extendió la mano hacia el arca de Dios, y la sostuvo… Y se encendió la ira del Señor contra Uza, y Dios lo hirió allí por su irreverencia; y allí murió junto al arca de Dios” (2 Samuel 6:5-7).

6.- “Mi casa será casa de oración. ¡Pero vosotros la habéis hecho una cueva de bandidos!” (Luc. 19,45)

IV- ARGUMENTOS EN CONTRA DE LA TRANSMISION ELECTRONICA DE LA SANTA MISA

1- Dios no recibe de los católicos la adoración, amor, honor, reverencia, respeto, y las disposiciones requeridas que le son a Dios debidas cuando hay  “asistencia” virtual de la Santa Misa.

2.- Los lugares en donde es transmitida la Santa Misa nunca tendrán el ambiente y circunstancias sagradas que son requeridas para presenciar tan sublime misterio.

3.- La autoridad responsable de lo sagrado, el sacerdote, tiene la imposibilidad de supervisar el decoro, respeto, modestia de los lugares, personas y aparatos electrónicos que reciben “la señal divina”. Es obligación estricta de todo sacerdote el cuidar el respeto por lo sagrado; hemos recibido la Orden sagrada de Hostiario para desempeñar esta función. “No deis lo sagrado a los perros…ni echéis vuestras perlas a los cerdos” (Mat 7,6).

4.- La herramienta electrónica utilizada no está santificada o consagrada y por lo tanto es incapaz para transportar o transmitir lo sagrado. Así como la Santa Misa no debe rezarse a través de un lenguaje vernacular, ya que no es un lenguaje sagrado, de la misma manera no se debe usar el internet para transportar lo sagrado. Debido al impedimento presencial por la distancia, la facultad del oído es la única vía elevada por Dios que queda disponible para poder seguir la Santa Misa en tales circunstancias. (así como cuando alguien puede asistir a la Santa Misa detrás de los muros de la Iglesia). Como cuando se usa micrófono para ampliar la señal, uno solo debería escuchar el audio de una Misa transmitida por internet.

5.- El lugar ordinario para la celebración de la Santa Misa es la casa de Dios, recinto sagrado donde sólo Dios habla, reza y Se sacrifica. “Live-streaming” es traspasar e ignorar los muros de la casa de Dios para llevar algo divino a un lugar y a través de un medio NO consagrado exclusivamente para el uso de Dios. (Esto es lo que propiamente se llama profanar lo sagrado).

6.-La entrega final de la transmisión o live-streaming, puede llegar a ser viciada, distorsionada, influenciada, e inclusive cambiada, por mensajes, frecuencias, cosas ocultas que están fuera de nuestro control y a merced de los enemigos de la Iglesia que son los que controlan los medios de comunicación. “si la sal perdiere su sabor ¿con qué será salada? No vale más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.” (Mt 5,13).

7.- Lo virtual no puede reemplazar a lo real. La participación a distancia en una Santa Misa siempre se hizo por la fe de manera espiritual. (Misa y Comunión espiritual). La fe por la caridad es el vehículo dejado por Dios para unirnos a sus misterios divinos cuando los sacramentos están ausentes.

8.- La tecnología de transmisión visual es esencialmente una saturación de 24 a 60 imágenes por segundo (fps). Las imágenes de las pantallas saturan la imaginación al transmitir y por lo tanto la actividad intellectual se ve disminuida y obstaculizada e inclusive atacada. Además, la capacidad de concentración y oración disminuyen drásticamente. No ha sido jamás un medio adecuado para fomentar la oración ya que la imágen en movimiento es esencialmente un obstáculo para el recogimiento.

9.- Lo sagrado se deja expuesto a los ojos maliciosos, profanos, impuros y hasta satánicos. 

10.- El Papa Juan XXIII abrió también las puertas de lo sagrado para que el mundo profano entrara en él. “Quiero abrir ampliamente las ventanas de la Iglesia, con la finalidad de que podamos ver lo que pasa al exterior, y que el mundo pueda ver lo que pasa al interior de la Iglesia.” (Juan XXIII, 25 de Enero de 1959).

El modernismo ha profanado sistemáticamente todo lo Sagrado con la excusa de acercar  la Iglesia al mundo. El resultado a sido lo contrario. La Iglesia Conciliar se ha hecho como el mismo mundo, mundana. Es la agenda de aggiornamento o puesta a la moda, de Juan XXIII en el Concilio Vaticano II; agenda que han continuado todos los papas modernistas.

11.-La Santa Misa está fuera del tiempo. La Santa Misa siendo divina, sucede en tiempo PRESENTE al  modo divino. Es la asistencia a la Pasión y muerte de Cristo Nuestro Señor en el Calvario aunque de manera incruenta. Solo por la fe se puede presenciar éste misterio en su dimension de tiempo al modo divino. Un instrumento humano usado en tiempo presente a lo humano, los sistemas de telecomunicaciones, no deben ser usados para contemplar este misterio que es un tiempo PRESENTE a lo divino.

12.- La transmisión de la Santa Misa necesariamente disminuye la fe y enfría la caridad ya que se impone el principio de que “sino rezamos como creemos (en un ambiente y en un ambiente sagrado y Teocéntrico), terminaremos creyendo como vivimos (llevándonos poco a poco al antropocentrismo).

13.- Se pierde casi completamente el ejemplo mutuo de piedad y la profesión pública de la fe al asistir a una “Misa Virtual” ya que está rodeada de elementos profanos que no elevan el alma a Dios.

La pregunta final que muchos se estarán haciendo es: ¿Si no tengo posibilidad de ir a la Santa Misa Tridentina con un sacerdote confiable, como me puedo santificar el domingo sino debo unirme a ella a través de la transmisión por internet o TV?

Respondo diciendo que debemos unirnos espiritualmente a la Santa Misa, haciendo Comunión Espiritual. Además complementar con el rezo del Santo Rosario, el Viacrucis y escuchar o leer un sermón.