Preparación de la Consagración a San José

Conferencia 1

Conferencia 2

Conferencia 3

Conferencia 4

Conferencia 5

Conferencia 6

Conferencia 7

Conferencia 8

Conferencia 9

Conferencia 10

Conferencia 11

Conferencia 12

Conferencia 13

Conferencia 14

Conferencia 15

Conferencia 16

Conferencia 17

Conferencia 18

Conferencia 19

Conferencia 20

Conferencia 21

Conferencia 22

Conferencia 23

Conferencia 24

Conferencia 25

Conferencia 26

Conferencia 27

Conferencia 28

Conferencia 29

Conferencia 30

Conferencia 31

Conferencia 32

 

El obispo Williamson, la falsa resistencia y los padres de Kentucky OLMC. 29 de septiembre de 2018

Como la mayoría de ustedes saben, Su Excelencia el Obispo Richard Williamson y los Padres de Kentucky (Padre Joseph Pfeiffer y Padre David Hewko) están en desacuerdo entre ellos. Las cosas comenzaron a calentarse después de los infames comentarios de Su Excelencia sobre la asistencia activa a la Misa Novus Ordo en junio de 2015. Eventualmente llegó al punto en que los Padres de Kentucky y sus seguidores aplicaron el término “Resistencia Falsa”. hacia el Obispo Williamson y sus seguidores. El número de Gladium del invierno de 2017 publicado por el Seminario Nuestra Señora del Monte Carmelo define la Resistencia falsa como tal:

“The Fake Resistance fue un movimiento, que comenzó en 2013, diseñado para neutralizar la Resistencia real, y llevar a las almas en la misma dirección de compromiso, mientras que al mismo tiempo parece ser ‘conservador'”.

Luego continúa:

“¿Qué pasa con la resistencia falsa? ¿Por qué sus enseñanzas son tan poco claras? La respuesta está en los errores DOCTRINALES de la Resistencia falsa. Dirigido por Bp. Williamson, está destinado a canalizar a los católicos tradicionales a la idea novedosa de que la Nueva Misa y el Vaticano II son malos y dañinos, pero que no son más que un problema secundario. Entonces ellos insistirán en que la Nueva Religión puede ayudarte a vivir tu fe, pero no que sea realmente mortal para las almas. Insisten en que el problema del Vaticano II es que es “ambiguo”, pero no que sea erróneo y herético “.

Antes de la publicación de este número de Gladium, el p. Pfeiffer y el Padre Hewko dio conferencias en septiembre de 2017 sobre los errores del Obispo Williamson. P. Hewko, el 28 de agosto de 2016, predicó que deberíamos decirle al Obispo Williamson que no venga a las misiones para dar confirmaciones hasta que renuncie a sus errores. Hay un clip de este sermón del 28 de agosto de 2016:

P. Hewko también ha predicado en varias ocasiones que no deberíamos asistir a las Misas del Obispo Williamson. Ahora debo admitir que nunca he escuchado al padre Pfeiffer decir públicamente estas cosas. Sin embargo, recuerdo conducir al padre Pfeiffer al aeropuerto de Toronto después de la misa del 12 de marzo de 2017 y le pregunté si celebraría misa con el obispo Williamson. P. Pfeiffer respondió que no cree que lo haría. No obstante, los verdaderos (e incluso falsos) fieles de la Resistencia saben que si un obispo o sacerdote enseña públicamente errores, debemos evitar sus Misas. Aplicamos la luz roja a las misas neo-SSPX y lo mismo hacemos con las misas de la falsa resistencia.

Dado, entonces, lo que he escrito arriba, me molestó leer en el foro The Catacombs una publicación hecha por un miembro del foro, que se conoce con el nombre de Machabees y es un ávido defensor de los Padres de Kentucky, que el Padre Pfeiffer y el Padre Hewko escribieron en mayo de 2018 al obispo Williamson para que administrara los sacramentos en la iglesia y el seminario de Nuestra Señora del Monte Carmelo, y que lo han estado haciendo todos los años. Aquí está la cita:

“Los sacerdotes de SSPX-mc (Padres Pfeiffer y Hewko) escribieron otra carta (enviada por correo electrónico confirmado) el pasado mayo de 2018 al Obispo Williamson, como lo hacen todos los años, solicitando los santos oleos, confirmaciones y elevación al sacerdocio para sus seminaristas “.

Cuando leí esto, me dije a mí mismo: “¡Qué!”. ¿Cómo pueden el Padre Pfeiffer y el Padre Hewko predicar que el Obispo Williamson enseña errores y, en el caso del Padre Hewko, ¿predicar que no debemos ir a sus misas, y aún escribirle para que venga a administrar los sacramentos? Otro miembro del foro, Fidelis, en el siguiente post reiteró algunos de mis pensamientos sobre el asunto:

“¿No debería BW retractarse primero de sus herejías con respecto a la Nueva Misa y la apertura al Sedevacantismo antes de que uno reciba los Sacramentos de él o no importa teniendo en cuenta las circunstancias extremas? Si ese es el caso, ¿cuál es el problema de ir al Obispo ortodoxo o Novus Ordo para la ordenación? De la forma en que lo veo y aclaro, la Falsa resistencia debe ser tratada con precaución como el Neo Sspx hasta que vuelvan a la posición de combate por la fe “.

Mis amigos, por favor consideren esto. Imaginen que el Padre Pfeiffer y el Padre Hewko le escribieran al obispo Fellay para que fuera a la iglesia y seminario de Nuestra Señora del Monte Carmelo a administrar los sacramentos a pesar de que predican que el obispo Fellay enseña errores. Cual seria tu reacción? ¡Espero que sea uno de shock! Ahora bien, si el Obispo Williamson es el líder de la Resistencia falsa, ¿eso no lo coloca en la misma categoría que el Obispo Fellay? Sí; lo hace. El punto en común es que ambos enseñan errores. La diferencia entre los dos obispos, entonces, es solo una cuestión de grado y no de fondo. Entonces para el Padre. Pfeiffer y el Padre Hewko para predicar una cosa y luego hacer otra es muy preocupante. Además, la voluntad de los Padres de Kentucky de que el Obispo Williamson fuera a administrar los sacramentos es una variante del tradecumenismo, que también fue condenado por ellos. Por lo tanto, la pregunta debe hacerse si los padres Pfeiffer y Hewko son o no parte de la falsa resistencia falsa. Escribí a los Padres al menos dos veces sobre sus cartas al Obispo Williamson y ninguno de ellos me respondió.

Ahora algunos defensores de los Padres de Kentucky podrían argumentar que la necesidad de futuros verdaderos sacerdotes de la Resistencia tiene prioridad sobre los errores del Obispo Williamson. Si ese es el caso, entonces los defensores no deberían tener problemas con los Padres de Kentucky pidiendo a un neo SSPX, a un Sedevacantista o un obispo adherido al Vaticano II consagrado antes de 1968 que vengan y realicen ordenaciones para los seminaristas de Nuestra Señora del Monte Carmelo. Después de todo, mientras tengamos una certeza moral de validez, ¿cuál es el problema? Bueno, el problema es que la doctrina es lo primero. Nuestra lucha, ante todo, es doctrinal. Dejar de lado la doctrina no es mejor que lo que está haciendo el neo-SSPX con la Roma modernista. Dejar de lado la doctrina realmente socava la base misma de nuestra decisión de estar en la verdadera Resistencia en primer lugar. ¿Cómo, entonces, continuará la Iglesia Católica sin futuros sacerdotes? Esta no es la preocupación del Padre Pfeiffer o el Padre Hewko porque siendo simples sacerdotes no tienen el poder sacerdotal de hacer nuevos sacerdotes. Un seminario requiere un obispo porque la producción de ese seminario son sacerdotes. Un sacerdote tiene la obligación moral de dirigir un seminario solo si se lo ordena un superior legítimo, pero ese superior debe proporcionarlo. El p. Pfeiffer, un sacerdote simple, dirige el seminario de Nuestra Señora del Monte Carmelo, pero ningún superior legítimo (que de todos modos debería tener que proporcionar un obispo) no le ordena ejecutarlo, no tiene ninguna obligación moral de administrarlo. Sin embargo, él habla y actúa como si tuviera la obligación moral de hacerlo.

Esto lo lleva a buscar los servicios ministeriales de un obispo comprometido (o incluso uno que tenga órdenes válidamente cuestionables). Esto pone en peligro la Fe (o incluso la validez de los sacramentos) por el bien de un seminario. En esencia, eso que el Padre Pfeiffer está moralmente obligado a proporcionar (por ejemplo, la fe y los sacramentos válidos) se pone en peligro por lo que no está moralmente obligado a proporcionar (por ejemplo, un seminario).

En mis comunicaciones con el Padre. Rafael, O.S.B., con respecto a este asunto, afirmó que el p. Pfeiffer no debería dejar de lado la doctrina por el bien de los sacramentos y debería estar dispuesto a perder a todos y cada uno de los seminaristas en lugar de comprometerse con la falsa resistencia o los obispos cuestionablemente válidos. Debo estar de acuerdo.

Mantengamos a los padres de Kentucky en nuestras oraciones.

TONY LA ROSA

CARTA ABIERTA DEL PADRE OLIVIER RIOULT A MONS. TISSIER DE MALLERAIS

Monseñor,
En el pasado, le hemos confiado varias veces nuestras preocupaciones, y usted nos aseguró en repetidas ocasiones su decidida oposición a la política de Menzingen. Las cartas que hemos escrito a los cofrades, lamentablemente, siguen teniendo actualidad.
El 4 de mayo de 2012, hemos confiado una reflexión a diez cofrades sobre la política desviada del Superior General, reflexión que termina con las palabras de un obispo del Cætus Internationalis Patrum durante el Concilio Vaticano II:Cuando los jefes traicionan, los soldados toman la iniciativa…”
El Padre de Cacqueray me sancionó por esta iniciativa, pero precisó que lo hacía para no ser él mismo sancionado por Menzingen y así preservar su presencia en el Capítulo de julio de 2012.

Sigue leyendo

Soberbia y Rebeldía…

Fuente: Syllabus

 De ser soberbios y rebeldes se la pasan acusando –sin nunca poner sobre la mesa pruebas de ello- los  FSSPX a los que militan hoy en la Resistencia católica. Pero, aquí reside el asunto, los verdaderamente soberbios rebeldes, los desobedientes, los hostiles a la verdad son precisamente los acusadores, los que se muestran o se creen “obedientes” y continuadores de la obra de Mons. Lefebvre.

Daremos un solo ejemplo, uno más de los tantos que pueden consultarse en los artículos y estudios críticos, para que no nos digan que simplemente recusamos sin fundamentos.

Cuando el Distrito América del Sur inauguró su nueva serie de boletines de la Tercera Orden, allá por el primer trimestre de 2012, dejó en claro esta doble actitud que nosotros mencionamos. El citado boletín número 1, a cargo del capellán de la Tercera Orden, Padre Jean-Michel Gomis, usa de manera tramposa y pícara los textos de Mons. Lefebvre para refrendar la política acuerdista de Mons. Fellay, y todo bajo la cortina o el rótulo o mejor, la explícita consigna del capellán: “¡SEAMOS MISIONEROS!”. Sigue leyendo

Amistad con la nueva FSSPX ?

Por Padre Rafael, OSB (Prior Monasterio San José, Colombia)

 

 Monseñor Lefebvre declaró: “Fueron el concilio y sus FRUTOS los que causaron la destrucción de la Santa Misa, de nuestra Santa Fe, de nuestros catecismos y del reinado social  de Nuestro Señor Jesucristo” (19 de noviembre de 1989).
Con esta cita en mente, hagamos una analogía. La Santa Iglesia Católica es como el Árbol de la Vida (porque es la única fuente de vida espiritual y de salvación). La nueva religión del Vaticano II es como una mortal enfermedad que ha infectado progresivamente este Árbol (en su elemento humano)   a partir del concilio.
  Esta enfermedad conciliar ataca todo el Árbol (en su elemento humano) e incontables enemigos trabajan con la consciente intención de destruir el Árbol. La enfermedad está en el Árbol pero no es producto del Árbol. Esto es como el hecho de que la iglesia conciliar infecta el elemento humano de la Iglesia Católica desde dentro (como lo hace un virus en el cuerpo). Luego, los Católicos infectados son como “copias” del “virus”  y hacen una mayor propagación de la infección usando la propia estructura del Árbol (autoridad Católica y  jerarquía ocupadas ahora por liberales).
  Los papas conciliares son más responsables por cuidar el Árbol de la vida  y en lugar de eso están trabajando duro para propagar la infección al Árbol con la enfermedad mortal. Estos papas deben “rociar” el Árbol con “herbicida” para matar la  enfermedad, viz, condenando claramente los errores y resistiendo fuertemente a los enemigos de la Iglesia. Estos papas también deben “alimentar” y “regar” elÁrbol de la Vida(en su elemento humano) con Doctrina Católica Tradicional y los Sacramentos Verdaderos. En lugar, estos papas evitan que el Árbol (en su elemento humano) reciban más nutrición e hidratación.
  Muchos en la tan llamada  “resistencia interna” de la FSSPX desean “regar” el Árbol pero su trabajo es en vano  porque fracasan en su deber de pelear también contra la enfermedad invasora, esto es como cuando una ciudadela es sitiada, aquellos dentro de la ciudadela fracasan en su deber si  simplemente ¡plantan jardines y alimentan el ganado! Deben pelear contra los invasores con todas sus fuerzas.
  Como los enemigos conciliares de Nuestro Señor (Roma) promueven la “infecta” del Árbol (en su elemento humano), la nueva FSSPX los trata como si estuvieran peleando del lado de Nuestro Señor y se acerca a ellos en amistad sin exigirles primero su conversión. Por no resistir la difusión de la enfermedad la nueva FSSPX está cooperando en la destrucción del Árbol  y por lo tanto, ayudando a los enemigos de nuestro Señor.Incluso, dejando a lado el propio liberalismo afirmativo de la nueva FSSPX, la nueva FSSPX está cooperando con los destructores por omisión.
  Cada sacerdote de la FSSPX ahora escandaliza a los fieles por el solo hecho de su afiliación a ella, y cooperando con la FSSPX liberal, porque su filiación, asistencia y cooperación indican al mundo que condona y respalda el grupo y aquello que representa. Esto es como el escándalo que causa una persona que es miembro de un Partido Comunista, incluso si racionaliza su afiliación pensando  de sí mismo como parte del Partido de “resistencia interna”. Incluso, si un sacerdote de la FSSPX le indicara a algunas personas que está en desacuerdo con ciertas posiciones de la FSSPX, no sería suficiente porque ese sacerdote de la FSSPX es contado, enlistado e identificado internacionalmentecomo parte de la FSSPX.  Por lo tanto, el sacerdote es consideradointernacionalmente como soporte y cooperador con la nueva FSSPX.
  Además del escándalo causado simplemente por su filiación, los sacerdotes de la FSSPX de la tan  llamada “resistencia interna” fracasan en el deber de cada sacerdote y de cada Católico de resistir completamente a la enfermedad (modernismo, ecumenismo, liberalismo, etc.) y usar sus máximos esfuerzos para proteger todo el Árbol (el Bien Común de toda la Iglesia) y no simplemente proteger a sus propios amigos osu propia pequeña parroquia(su pequeña “rama” delÁrbol). Algunos en la tan llamada “resistencia interna” de la FSSPX “hablan claro” pero hablan tranquila y tímidamente lo suficiente para que sean tolerados por sus superiores liberales de la FSSPX.
  Los Católicos sin compromiso deben considerar esto como una “luz roja” a la asistencia a las misas de todos los sacerdotes de la FSSPX porque todos ellos cooperan con los enemigos de nuestro Señor, al menos por ser miembros de la nueva FSSPX y también por ablandar su oposición al liberalismo de la FSSPX al más bajo nivel tolerado por sus superiores FSSPX. Cualquier sacerdote de la FSSPX que cree que está hablando fuerte, en voz alta y continuamente contra el liberalismo de sus superiores de la FSSPX  se está engañando a sí mismo.
  Cualquier sacerdote que sin miedo se levante contra el liberalismo de la FSSPX puede contar con nuestra ayuda amplificando su voz por la que se opone al liberalismo de sus superiores. Entonces él  pronto ya no estará  más en la (tan llamada) resistencia interna, porque verá rápido la mano de hierro de Menzingen lo aplasta y expulsa tan pronto como empiece a levantarse sin miedo contra el liberalismo de los superiores.
  Cuando eso suceda, los Católicos sin compromiso tendrán una “luz verde” para asistir a sus Misas porque él  también será un soldado de Cristo no comprometido de Cristo Rey

UNA JERARQUÍA PARA DOS IGLESIAS.

Tomado de Le Sel de la Terre n°59, invierno de 2006-2007.

EN UNA CARTA de fecha 25 de junio de 1976 enviada a Monseñor Lefebvre por parte del Papa, Monseñor Giovanni Benelli emplea por primera vez una expresión que se hizo famosa: “La Iglesia Conciliar”.

“Si ellos (los seminaristas) son de buena voluntad y seriamente preparados para un ministerio presbiterial en la verdadera fidelidad a la Iglesia Conciliar, nos encargaremos de encontrar la mejor solución para ellos.”

De esta Iglesia conciliar hemos hablado frecuentemente en Le Sel de la Terre, pero no es inútil volver a esta cuestión ya que es tan importante.

La cuestión que particularmente queremos abordar aquí es la siguiente: ¿La Iglesia católica y la Iglesia conciliar tienen una misma jerarquía?

 

ESTADO DE LA CUESTIÓN

Sigue leyendo