CARTA ABIERTA DEL PADRE OLIVIER RIOULT A MONS. TISSIER DE MALLERAIS

Monseñor,
En el pasado, le hemos confiado varias veces nuestras preocupaciones, y usted nos aseguró en repetidas ocasiones su decidida oposición a la política de Menzingen. Las cartas que hemos escrito a los cofrades, lamentablemente, siguen teniendo actualidad.
El 4 de mayo de 2012, hemos confiado una reflexión a diez cofrades sobre la política desviada del Superior General, reflexión que termina con las palabras de un obispo del Cætus Internationalis Patrum durante el Concilio Vaticano II:Cuando los jefes traicionan, los soldados toman la iniciativa…”
El Padre de Cacqueray me sancionó por esta iniciativa, pero precisó que lo hacía para no ser él mismo sancionado por Menzingen y así preservar su presencia en el Capítulo de julio de 2012.

Sigue leyendo

Soberbia y Rebeldía…

Fuente: Syllabus

 De ser soberbios y rebeldes se la pasan acusando –sin nunca poner sobre la mesa pruebas de ello- los  FSSPX a los que militan hoy en la Resistencia católica. Pero, aquí reside el asunto, los verdaderamente soberbios rebeldes, los desobedientes, los hostiles a la verdad son precisamente los acusadores, los que se muestran o se creen “obedientes” y continuadores de la obra de Mons. Lefebvre.

Daremos un solo ejemplo, uno más de los tantos que pueden consultarse en los artículos y estudios críticos, para que no nos digan que simplemente recusamos sin fundamentos.

Cuando el Distrito América del Sur inauguró su nueva serie de boletines de la Tercera Orden, allá por el primer trimestre de 2012, dejó en claro esta doble actitud que nosotros mencionamos. El citado boletín número 1, a cargo del capellán de la Tercera Orden, Padre Jean-Michel Gomis, usa de manera tramposa y pícara los textos de Mons. Lefebvre para refrendar la política acuerdista de Mons. Fellay, y todo bajo la cortina o el rótulo o mejor, la explícita consigna del capellán: “¡SEAMOS MISIONEROS!”. Sigue leyendo

Amistad con la nueva FSSPX ?

Por Padre Rafael, OSB (Prior Monasterio San José, Colombia)

 

 Monseñor Lefebvre declaró: “Fueron el concilio y sus FRUTOS los que causaron la destrucción de la Santa Misa, de nuestra Santa Fe, de nuestros catecismos y del reinado social  de Nuestro Señor Jesucristo” (19 de noviembre de 1989).
Con esta cita en mente, hagamos una analogía. La Santa Iglesia Católica es como el Árbol de la Vida (porque es la única fuente de vida espiritual y de salvación). La nueva religión del Vaticano II es como una mortal enfermedad que ha infectado progresivamente este Árbol (en su elemento humano)   a partir del concilio.
  Esta enfermedad conciliar ataca todo el Árbol (en su elemento humano) e incontables enemigos trabajan con la consciente intención de destruir el Árbol. La enfermedad está en el Árbol pero no es producto del Árbol. Esto es como el hecho de que la iglesia conciliar infecta el elemento humano de la Iglesia Católica desde dentro (como lo hace un virus en el cuerpo). Luego, los Católicos infectados son como “copias” del “virus”  y hacen una mayor propagación de la infección usando la propia estructura del Árbol (autoridad Católica y  jerarquía ocupadas ahora por liberales).
  Los papas conciliares son más responsables por cuidar el Árbol de la vida  y en lugar de eso están trabajando duro para propagar la infección al Árbol con la enfermedad mortal. Estos papas deben “rociar” el Árbol con “herbicida” para matar la  enfermedad, viz, condenando claramente los errores y resistiendo fuertemente a los enemigos de la Iglesia. Estos papas también deben “alimentar” y “regar” elÁrbol de la Vida(en su elemento humano) con Doctrina Católica Tradicional y los Sacramentos Verdaderos. En lugar, estos papas evitan que el Árbol (en su elemento humano) reciban más nutrición e hidratación.
  Muchos en la tan llamada  “resistencia interna” de la FSSPX desean “regar” el Árbol pero su trabajo es en vano  porque fracasan en su deber de pelear también contra la enfermedad invasora, esto es como cuando una ciudadela es sitiada, aquellos dentro de la ciudadela fracasan en su deber si  simplemente ¡plantan jardines y alimentan el ganado! Deben pelear contra los invasores con todas sus fuerzas.
  Como los enemigos conciliares de Nuestro Señor (Roma) promueven la “infecta” del Árbol (en su elemento humano), la nueva FSSPX los trata como si estuvieran peleando del lado de Nuestro Señor y se acerca a ellos en amistad sin exigirles primero su conversión. Por no resistir la difusión de la enfermedad la nueva FSSPX está cooperando en la destrucción del Árbol  y por lo tanto, ayudando a los enemigos de nuestro Señor.Incluso, dejando a lado el propio liberalismo afirmativo de la nueva FSSPX, la nueva FSSPX está cooperando con los destructores por omisión.
  Cada sacerdote de la FSSPX ahora escandaliza a los fieles por el solo hecho de su afiliación a ella, y cooperando con la FSSPX liberal, porque su filiación, asistencia y cooperación indican al mundo que condona y respalda el grupo y aquello que representa. Esto es como el escándalo que causa una persona que es miembro de un Partido Comunista, incluso si racionaliza su afiliación pensando  de sí mismo como parte del Partido de “resistencia interna”. Incluso, si un sacerdote de la FSSPX le indicara a algunas personas que está en desacuerdo con ciertas posiciones de la FSSPX, no sería suficiente porque ese sacerdote de la FSSPX es contado, enlistado e identificado internacionalmentecomo parte de la FSSPX.  Por lo tanto, el sacerdote es consideradointernacionalmente como soporte y cooperador con la nueva FSSPX.
  Además del escándalo causado simplemente por su filiación, los sacerdotes de la FSSPX de la tan  llamada “resistencia interna” fracasan en el deber de cada sacerdote y de cada Católico de resistir completamente a la enfermedad (modernismo, ecumenismo, liberalismo, etc.) y usar sus máximos esfuerzos para proteger todo el Árbol (el Bien Común de toda la Iglesia) y no simplemente proteger a sus propios amigos osu propia pequeña parroquia(su pequeña “rama” delÁrbol). Algunos en la tan llamada “resistencia interna” de la FSSPX “hablan claro” pero hablan tranquila y tímidamente lo suficiente para que sean tolerados por sus superiores liberales de la FSSPX.
  Los Católicos sin compromiso deben considerar esto como una “luz roja” a la asistencia a las misas de todos los sacerdotes de la FSSPX porque todos ellos cooperan con los enemigos de nuestro Señor, al menos por ser miembros de la nueva FSSPX y también por ablandar su oposición al liberalismo de la FSSPX al más bajo nivel tolerado por sus superiores FSSPX. Cualquier sacerdote de la FSSPX que cree que está hablando fuerte, en voz alta y continuamente contra el liberalismo de sus superiores de la FSSPX  se está engañando a sí mismo.
  Cualquier sacerdote que sin miedo se levante contra el liberalismo de la FSSPX puede contar con nuestra ayuda amplificando su voz por la que se opone al liberalismo de sus superiores. Entonces él  pronto ya no estará  más en la (tan llamada) resistencia interna, porque verá rápido la mano de hierro de Menzingen lo aplasta y expulsa tan pronto como empiece a levantarse sin miedo contra el liberalismo de los superiores.
  Cuando eso suceda, los Católicos sin compromiso tendrán una “luz verde” para asistir a sus Misas porque él  también será un soldado de Cristo no comprometido de Cristo Rey

UNA JERARQUÍA PARA DOS IGLESIAS.

Tomado de Le Sel de la Terre n°59, invierno de 2006-2007.

EN UNA CARTA de fecha 25 de junio de 1976 enviada a Monseñor Lefebvre por parte del Papa, Monseñor Giovanni Benelli emplea por primera vez una expresión que se hizo famosa: “La Iglesia Conciliar”.

“Si ellos (los seminaristas) son de buena voluntad y seriamente preparados para un ministerio presbiterial en la verdadera fidelidad a la Iglesia Conciliar, nos encargaremos de encontrar la mejor solución para ellos.”

De esta Iglesia conciliar hemos hablado frecuentemente en Le Sel de la Terre, pero no es inútil volver a esta cuestión ya que es tan importante.

La cuestión que particularmente queremos abordar aquí es la siguiente: ¿La Iglesia católica y la Iglesia conciliar tienen una misma jerarquía?

 

ESTADO DE LA CUESTIÓN

Sigue leyendo

CARTA ABIERTA A TODOS LOS CATÓLICOS: R. P. Rafael OSB

Fiesta de Cristo Rey 2014

Escribo esta carta darles luz doctrinal con respecto a la situación actual de la Iglesia, de la FSSPX y de la Resistencia. Es necesario, como en cualquier ejército, que tengamos todos una misma línea de acción y de resistencia en medio de esta crisis apocalíptica que se irá agravando día tras día. Y en la que necesitamos colaborar en frente común.
Primeramente quisiera que reflexionaran  acerca de la crisis de la Iglesia:
Podemos ver una nueva religión apóstata, masónica, diabólica e idólatra enseñada por la Iglesia Oficial en todo el mundo desde el Concilio Vaticano II, por medio de papas de quienes se sospecha, eran miembros de la masonería: Juan XXIII, Paulo VI, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. Todo hace indicar que allí se “ha sentado el Demonio” (Tercer Secreto de Fátima tal y como fue revelado por el Cardenal Otavianni por medio del Padre Luigi Villa) y que ahora “es la sede el Anticristo” (La Salette); si no en su persona, por lo menos por medio de su religión mundial ecumenista, con la cual domina al mundo católico y por la cual va a dominar al mundo entero. Por estas razones, no podemos de ninguna manera tener algo que ver con esta religión del demonio.
La religión católica está siendo perseguida por todos lados y a todos los niveles. A la verdadera Iglesia Católica siempre se la reconocerá por sus cuatro marcas divinas: Una, Santa, Católica, Apostólica y se conserva, sin ninguna duda, en los auténticos seguidores de Mons. Marcel Lefebvre y también en otros católicos que todavía tienen la fe aunque se encuentren nadando en medio de  las herejías del Concilio Vaticano II
Uno puede acercarse a estos buenos católicos que todavía existen, para iluminarlos, pero de ninguna manera nos podemos acercar a la jerarquía que está pecando con esta Ramera (la religión del Anticristo) por comisión o por omisión; no hablando, no condenando, no alertando a las ovejas contra el lobo
   Ahora, es obvio y evidente que la FSSPX ha dado un giro gravísimo, extraviándose del rumbo que había marcado Mons. Lefebvre. En lugar de servir a Cristo Rey y combatir a los enemigos de Cristo sin descanso, han decidido “descansar” las armas y de manera sistemática han estado acercándose a los enemigos de Cristo (diciendo una y otra vez que allí está la Iglesia Católica y que si no nos relacionamos con ella no nos podemos llamar católicos) y por lo tanto, les guste o no, lo piensen o no, se están alejando de Cristo Rey y de su servicio y están cooperando a la apostasía de la Tradición, por lo menos con su silencio. Pero no solo por su silencio, también hay colaboración activa con la destrucción de la Iglesia ya que al juzgar que esa bestia descomunal y diabólica es la Iglesia Inmaculada de Cristo, le están poniendo a la bestia la etiqueta de católica,  provocando con esto que los demás se acerquen a ella y pequen en ella y con ella.
Por eso decimos sin titubear que la FSSPX como asociacion ya está cooperando con la destrucción, con la apostasía, con el triunfo del Anticristo. La FSSPX se ha puesto ya el sello de la bestia (Apoc. sexto sello) y ya no podemos en conciencia colaborar con ella. Podemos contactar todavía a sus miembros para iluminarlos y ayudarlos, pero ya no como Asociación. La nueva Roma es la Gran Ramera del Apocalipsis con la que “pecaron todos los reyes de la tierra”; y si sabemos que basta un mal deseo para cometer adulterio, se  puede decir que aunque la FSSPX no se ha casado con la Gran Ramera (firmar acuerdo),  ya adulteró en su corazón al desear estar con ella.
   ¡Católicos, resistamos al modernismo! Imitemos a grandes resistentes por Jesucristo y su Iglesia como San Rafael Guízar y Valencia y Jesús Degollado Guízar (último general en jefe Cristero), ellos siempre pelearon contra los enemigos de Cristo sin dar ni ceder un palmo de terreno. Siguiendo el ejemplo de Nuestro Señor y de estos grandes resistentes es que ya no podemos colaborar más, de ninguna manera con la FSSPX.
     Ahora les hago un llamado atento a todos y cada uno de los catolicos que no buscan compromisos con “la bestia” para que no se dejen poner el sello de la bestia ni en su brazo (cooperando con la bestia de alguna manera), ni en su frente (cooperando con las fuerzas destructoras de la inteligencia diabólica en contra de la  Iglesia Católica), ya que sabemos por el Apocalipsis que los que se dejen poner el sello del Anticristo “serán borrados del libro de la vida”. Este es un tema muy serio.
     La conclusión que sacamos no esta basada en opiniones, sino en doctrina, en principios. Son momentos de defender a Jesucristo y su Iglesia, de resistir a sus enemigos y si es necesario y Dios lo quiere, de regresar a las catacumbas y de prepararnos para el martirio.
    En esta fiesta de Cristo Rey les hago un atento llamado y los exhorto para que con las armas de la verdad y bajo el estandarte de JESUS, MARIA Y JOSÉ, luchemos hasta la muerte contra los enemigos de Cristo y de nuestras almas. ¡AL PRECIO QUE SEA! ¡VIVA CRISTO REY!

Con la bendición
Padre Rafael OSB

PRIMERO LA FE COMENTARIO ELEISON Numéro CCCXXXII (332).- 23 de Noviembre de 2013

La gran lección enseñada por Monseñor Lefebvre (1905-1991) a los Católicos que tenían oídos para escuchar fue que la Fe es más alta que la obediencia. La triste lección que hemos aprendido desde entonces es que la obediencia continúa siendo tasada más alta que la Fe. Estos “Comentarios” continuamente impulsados por la confusión de hoy en día en la Iglesia, el mundo y la Fraternidad San Pío X para retornar a los principios, a menudo han intentado explicar porque la Fe debe venir primero.

Sigue leyendo