Reglas para permanecer católico

 

Regla #1: Nunca dejar de estudiar TODOS LOS DIAS la doctrina tradicional de la Iglesia Católica.

Regla # 2: Nunca, jamás confíes en nada que salga de la Roma modernista.
El cardenal Ciappi, teólogo papal de cinco papas consecutivos, dijo que, en el Tercer Secreto, la Gran Apostasía en la Iglesia comienza en la parte superior.
Ejemplo: en el Motu Proprio del 2007. La misa tridentina y el Novus Ordo se pusieron al mismo nivel para corromper la misa tridentina al mezclar los dos. Hoy en día los católicos tienen que recorrer una buena distancia para encontrar una misa tridentina sin mezcla en la doctrina o en la liturgia. Si el papa tomara en serio el uso de la misa tridentina, ¿no podría él mismo comenzar a decirla?
Nuestra Señora predijo esta corrupción en Roma como la Abominación Desoladora y la desorientación diabólica. Ella ofreció la solución: la consagración de Rusia a su Corazón Inmaculado. Hasta que el Papa y los obispos del mundo renuncien al modernismo y consagren Rusia a su Corazón Inmaculado, no deben confiar en nada que salga de la Roma modernista. Roma ha estado bajo ataque durante muchos siglos, pero durante el Concilio [Vaticano II] se rindió por completo.

Regla # 3: estar en guardia contra el compromiso y el gradualismo, dos de las armas favoritas del diablo, además del orgullo.
Esto es especialmente cierto para el sacerdote y para el padre, que es el jefe de la familia. Ellos tienen la mayor responsabilidad. Es importante estar atento a cualquier signo de compromiso, generalmente seguido de un gradualismo (independientemente de la fuerte presión social). Al igual que las películas, la televisión, la música, el vestido de las mujeres, asistir a la misa de sacerdotes comprometiendo la fe, y seguir grupos liberales como la FSSPX etc. Ceder una “pulgada” en estas áreas hará que los niños se tomen una “milla” y se sentirán justificados.
Una vez que se establece el compromiso, es muy difícil volver al lugar donde comenzó y debería estar. La próxima generación tomará nota y llevará el asunto más al “sur”. Sí, tenemos mucha responsabilidad hacia la formación de nuestros hijos y de las futuras generaciones. Seremos juzgados en consecuencia por lo que dejemos de hacer en esta dirección. Nunca se debe ir a la pendiente resbaladiza que contenga liberalismo o modernismo que puede encontrarse tanto en organizaciones como en personas, evitar asociarse con ellos.

Regla # 4: orar, orar y orar un poco más, especialmente el rosario familiar mañana y noche.

Regla # 5: No caer en la trampa del “camino fácil” de la obediencia ciega hacia los obispos y sacerdotes. Recordando que “el que no está con Cristo está contra Él”.